¿Cómo debo actuar ante un control de alcoholemia?

control_alcoholemia¿Tienes un juicio rápido?

Mucho se ha escrito ya sobre este manido tema relativo a lo que se debe hacer ante un control preventivo de alcoholemia, existiendo múltiples leyendas urbanas sin ningún rigor científico, que aseguran poder engañar al etilómetro a pesar de haber ingerido bastante alcohol: mascar chicle de menta, comer granos de café, soplar con el aire de los pulmones, hacer diez flexiones como si del método Osmin se tratase, etc.

Lo primero que huelga decir al respecto es que: lo mejor en caso de beber más de la cuenta es disponer del amigo o amiga misericordioso y abstemio que conduzca de vuelta a casa o pagar un taxi, para evitar así males mayores.

En el caso de que esto no se haya producido y nos encontremos ante el agente de turno examinando nuestras aptitudes para conducir mediante un control, os prestamos los siguientes consejos, a los efectos de minimizar las consecuencias:

  • No negarse a realizar la prueba de detección alcohólica, pues la negativa está tipificada en el artículo 383 de nuestro Código Penal y penada con una condena superior a la correspondiente en caso de dar positivo.
  • Mantener una actitud educada y colaboradora con los agentes de la autoridad.
  • Hablar lo justo y necesario, evitando incurrir en reiteraciones ni contradicciones en la medida de la posible.
  • No admitir nunca haber consumido bebidas alcohólicas, o reconocer a lo sumo haber bebido una o dos cervezas.
  • Intentar mantener la verticalidad y deambular lo más normal posible en caso de acudir al furgón policial para la prueba de contraste.
  • Mascar chicle o caramelos mentolados para minimizar el olor a alcohol del aliento.

Si después de todo ello damos positivo, habremos minimizado cuando menos los signos externos de encontrarnos bajo la influencia de bebidas alcohólicas, lo que nos ayudará en caso de que suceda el último de los tres escenarios que explicamos a continuación, según cual sea el resultado de la prueba:

a) Que sea inferior a 0’25 mg/l de aire espirado, 0’15 mg/l en caso de profesionales o conductores noveles

En ese caso podemos dar gracias a San Cristóbal y proseguir el camino hacia nuestro destino.

b) El resultado es superior a 0’25 mg/l (0’15 para noveles y profesionales) e inferior a 0’40 mg/l de aire espirado

En ese caso tienes derecho a una segunda prueba, transcurridos al menos 10 minutos desde la primera y en caso de que el resultado siga dando positivo, se inmovilizará el vehículo, salvo que alguna persona mayor de edad con permiso de conducir vigente se haga cargo del mismo, siempre y cuando, claro está, no esté también perjudicada por los efluvios del Dios Baco.

Asimismo, se te sancionará con una multa de hasta 500 euros y la pérdida de 6 puntos del carné.

positivo_alcoholemia


c) El resultado de la prueba es superior a 0’40 mg/l de aire espirado

Lo mismo que en el supuesto anterior en cuanto a la inmovilización del vehículo, si bien en cuanto a la sanción, es más que probable, si en el atestado constan signos externos de estar conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas, o sin tales signos en caso de que la tasa supere los 0’60 mg/l, que se incoe procedimiento penal por dichos hechos, por un posible delito contra la seguridad vial tipificado en art. 379.2 de nuestro Código Penal.

En este supuesto, las penas a las que nos enfrentamos son la de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o bien realizar trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

En caso de que se impute el delito contra la seguridad vial, cuando la tasa es inferior a 0’60 mg/l, es capital los signos externos recogidos por la Policía o por la Guardia Civil en el atestado, a efectos de intentar eludir una posible condena. De ahí los consejos anteriormente mencionados.

En definitiva, en caso de que os veáis inmersos en una de estas situaciones, lo ideal es contactar con algún abogado especializado en Derecho Penal y en juicios rápidos por alcoholemia.

Deja las bromas para el día de los Santos Inocentes. Llámanos ahora al 981 91 77 27 y te informaremos sin compromiso. En MVP Abogados tenemos una dilatada experiencia en este tipo de asuntos. Defendemos tus derechos en juicio rápido desde 400 euros.